Mueren 52 personas en Siberia por ingerir una loción para el baño

336

Al menos 52 personas han muerto en las últimas 48 horas en la ciudad siberiana de Irkutsk tras la ingesta, como de si tratara de licor, de una loción de baño a base de alcohol metílico y flores de majuelo, informaron hoy las autoridades.

Mientras tanto, 29 personas continúan hospitalizadas, algunas de ellas graves y con riesgo de muerte, ha asegurado un portavoz del Ministerio.

El fiscal local Stanislav Zubovski ya aseguró el lunes que el número de víctimas podría aumentar, ya que aún no han concluido las pesquisas para determinar el círculo de personas que pudieron ingerir la loción y localizar sus domicilios.

Ante la gravedad de la situación, el alcalde de Irkutsk, Dmitri Bérdnikov, declaró el lunes el estado de emergencia en la ciudad y anunció la prohibición provisional de la venta todo tipo de líquidos que contengan alcohol, si no son bebidas alcohólicas certificadas.

El Comité de Instrucción de Rusia incoó un proceso penal por la intoxicación masiva y ordenó la incautación del producto, que en su etiqueta indica claramente que es sólo para uso externo. Los fallecidos son hombres y mujeres de entre 35 y 50 años y residían en el barrio Novo-Lenino de Irkutsk.

La mayoría de ellos murieron en el hospital, aunque algunas de las víctimas fallecieron en sus domicilios.

Ante la gravedad de las intoxicaciones en Irkustk, el primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, ordenó endurecer el control sobre la comercialización de todos los productos que contienen alcohol.

“Quiero llamar la atención de todos los presentes sobre el grave problema que existe con la comercialización de sustancias que contienen alcohol y sobre la tragedia en Irkutsk”, dijo Medvédev en una reunión del Gabinete de Ministros.

La pobreza que lleva a consumir colonias o lociones

Según el jefe del Gobierno, el comercio con sustancias a base de alcohol “se ha convertido en un negocio que, en la práctica, apunta a desplazar del mercado las bebidas alcohólicas normales”.

Tanto medios de comunicación como expertos rusos han destacado que la grave crisis económica que vive Rusia desde 2014 ha llevado a que los rusos de menores ingresos no puedan permitirse comprar bebidas alcohólicas certificadas y vuelvan a consumir líquidos que contienen alcohol, como colonias y lociones.

Esta práctica era muy habitual en los últimos años de la Unión Soviética y durante los primeros años de la Rusia postoviética, cuando el país se hallaba sumido en una profunda crisis que lo tuvo al borde del colapso.

“Lamentablemente, este año ha aumentado el número de intoxicaciones con otros alcoholes, así como los casos con desenlace fatal”, dijo a la agencia Interfax el jefe de reanimación y toxicología del Hospital Dzhanildze de San Petersburgo, Oleg Kuznetsov.

Para el médico, la causa de este incremento es la pérdida de poder adquisitivo de las personas. “La población se está empobreciendo, sobre todo aquellos que beben, y la adicción se mantiene. Si antes una persona con dependencia alcohólica compraba el vodka más barato, ahora compra cualquier cosa que tenga alcohol, sin importar de qué tipo“, dijo Kuznetsov.

Agregó que muchas de las intoxicaciones que atiende en el hospital son provocadas por la ingesta de líquido para limpiaparabrisas, como regla de origen importado.

“Los de producción nacional no debieran contener alcohol metílico, pero los finlandeses, por ejemplo, sí lo contienen”, explicó el médico.

El número de intoxicaciones letales se incrementa especialmente durante las fiestas navideñas, cuando se dispara el consumo de alcohol.

“Sin duda, es una tragedia terrible. Se trata de un problema que es bien conocido. El presidente Vladímir Putin ha sido informado y, desde luego, esta situación requiere mucha atención y la adopción de medidas”, dijo a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.