Muere el torero Víctor Barrio tras sufrir una cornada

Víctor Barrio, torero segoviano de 29 años, falleció en la tarde de ayer en la plaza de toros de Teruel, a causa de una brutal cornada en el pecho que le infirió el tercer toro de la tarde. El diestro fue trasladado a la enfermería y los facultativos no pudieron hacer nada por salvar su vida, al tiempo que el festejo fue suspendido.

Todo ocurrió en la faena de muleta. El toro, de la ganadería de Los Maños, al que Barrio lo había recibido de rodillas en la puerta de chiqueros, acudió con bravura al capote. Posteriormente, lo toreó con largura sobre la mano derecha, y en un descuido fue volteado de fea manera hiriéndole en un muslo. Ya en la arena, el toro hizo por él, lo corneó en la axila derecha, lo apretó contra el suelo y el pitón le atravesó el pecho y le llegó al corazón. El torero entró en la enfermería inconsciente y con la mirada perdida, y a los pocos minutos se confirmó su fallecimiento.

El festejo fue suspendido por expreso deseo del director de lidia, Curro Díaz, que formaba parte del cartel junto a Morenito de Aranda.

El toro que acabó con la vida de Barrio pertenecía a la divisa de Los Maños, estaba marcado con el número 26, de nombre Lorenzo, de 529 kilos de peso, nacido en abril de 2012, de pelo negro bragado corrido. De este modo, el último festejo de la feria de Teruel se tornó en luto. Era el primer fallecido español en una plaza de toros desde 1992. La noticia corrió como la pólvora; los tendidos, sobrecogidos, no daban crédito a lo que trascendía desde el callejón, donde abundaban las lágrimas y los abrazos entre los miembros de la cuadrilla del joven Barrio y los demás compañeros de luces que actuaban junto a él.

victor barrio 2

Al transcender el alcance del suceso, Curro Díaz, que se había hecho cargo del toro que mató a Barrio, y se encontraba en ese momento en la faena al cuarto toro, hizo un gesto a la presidencia para que finalmente se suspendiera el festejo. Tanto Díaz como Morenito de Aranda pasaron momentos después de la suspensión a la enfermería, junto a las cuadrillas, para dar su último adiós al cuerpo sin vida de su compañero.

Víctor Barrio había nacido en Grajera (Segovia) el 29 de mayo de 1987. Recibió sus primeras lecciones en la Escuela Taurina de El Espinar, y realizó su primer paseíllo en Segovia el 5 de septiembre de 2007, aunque vestido de luces lo hizo al año siguiente en la localidad toledana de Las Ventas de Retamosa. Debutó con picadores en Sepúlveda el 29 de agosto de 2009 y cortó tres orejas a un encierro de Juan Manuel Criado. En 2011 toreó cuatro tardes en Madrid, dos de ellas en San Isidro, y cortó una oreja de un utrero de Gabriel Rojas en la Feria de Otoño.

Tomó la alternativa el 8 de abril de 2012 en Las Ventas de manos de El Fundi y en presencia de Juan del Álamo, con toros de José Luis Pereda. Su carrera como matador de toros no fue fácil. El pasado año se alzó como triunfador de la feria de Valdemorillo al cortar tres orejas a un lote de Cebada Gago, y realizó diez paseíllos. La corrida de Teruel era la tercera de esta temporada, que arrancó en Valdemorillo y continuó en la Feria de San Isidro, en la que actuó el pasado 29 de mayo con toros de Baltasar Ibán, junto a Iván Vicente y Alberto Aguilar. Su balance madrileño fue de silencio en su lote. No tuvo suerte y eso repercutió negativamente en la firma de posteriores contratos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *