La coalición bombardeó instalaciones de armas químicas del EI

La coalición internacional contra el grupo Estado Islámico (EI) bombardeó instalaciones de armas químicas de los yihadistas sobre la de informaciones de un dirigente de esa organización capturado por fuerzas de EEUU, informó este jueves el portavoz del Pentágono Peter Cook.

La coalición “realizó múltiples ataques aéreos que han perturbado y debilitado la capacidad del EI de producir armas químicas”, declaró el portavoz durante una conferencia de prensa en la sede del Departamento de Defensa de EEUU.

Estos ataques pudieron ser realizados gracias a las informaciones suministradas por un especialista en armas químicas de la organización yihadista que ha proclamado un califato en territorios de Siria e Irak, que fue capturado por fuerzas especiales de Estados Unidos, preció Cook.

Se trata de Sulayman Dawud al-Bakkar, alias Abu Dawud, cuya detención fue realizada la semana pasada en Irak por la unidad de fuerzas especiales ETF, (“Expeditionary targeting force”), desplegada recientemente por Estados Unidos para capturar o matar a los cuadros de Estado Islámico y obtener información.

El detenido fue entregado el miércoles a las autoridades iraquíes, después de haber sido sometido a interrogatorio.

En febrero, el coordinador de los servicios de inteligencia, James Clapper, y el director de la CIA, John Brennan, acusaron abiertamente a Estado Islámico de utilizar armas químicas en Irak y Siria, específicamente .

Ese gas -que produce daños en las vías respiratorias, ceguera transitoria y ampollas dolorosas- fue utilizado por primera vez por los alemanes en Bélgica en 1917. Desde 1993 la ONU prohibió su uso.

En Siria, al menos 20 miembros del EI murieron este jueves por los ataques de aviones rusos y del Ejército sirio contra posiciones yihadistas en Palmira, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

En mayo pasado, el EI tomó bajo su control esta ciudad ubicada en el desierto oriental, que alberga tesoros antiguos inscritos en el patrimonio de la humanidad.

Desde entonces, los yihadistas han cometido múltiples atrocidades en el lugar, como decapitar al jefe de las antigüedades quien tenía 82 años de edad, realizar ejecuciones en el antiguo teatro y destruir dos templos, entre los cuales el de Bel en setiembre de 2015.

El OSDH, una oenegé que dispone de una amplia red de informadores en el terreno, recibió datos según los cuales 20 miembros del EI resultaron muertos y más de 50 heridos en al menos 35 ataques aéreos sirios y rusos contra barrios de esta ciudad en la jornada.

En las cercanías de la ciudad estallaron combates entre yihadistas y fuerzas del régimen, en los que los beligerantes se encontraban a pocos centenares de metros unos de otros.

Varias informaciones dan cuenta de preparativos del ejército sirio y sus aliados, con cobertura aérea rusa, en vistas de lanzar una amplia ofensiva para recuperar Palmira.

El EI y la rama siria de Al Qaida, el Frente al Nosra están excluidos de la tregua que se mantiene desde el pasado 27 de febrero en Siria, aunque con algunas violaciones.

El corresponsal de la AFP en la parte rebelde de la ciudad septentrional de Alepo informó este jueves de la muerte de un niño en un ataque de helicópteros y de la aviación siria contra el barrio de Al Mayssar, cerca del aeropuerto militar de Nayrab, capturado por los rebeldes en febrero de 2013.

Cerca de la capital, en el bastión rebelde de Duma, dos civiles murieron a causa de bombardeos, según el OSDH.

En Irak, las fuerzas gubernamentales lograron arrebatar este jueves al EI una localidad de la provincia de Al Anbar, al oeste de Bagdad, una operación en la que fueron liberados unos 10.000 civiles, informó un portavoz.

“Las divisiones antiterroristas y las tropas del Ejército liberaron la zona de Zankura”, informó a la AFP Sabah al Noman, portavoz de la unidad. “Evacuaron a 10.000 personas y las pusieron a salvo”, agregó.

Según un coronel del Ejército, las personas van a recibir atención médica y después serán instaladas en un campamento de desplazados. Esta localidad, situada a 125 kilómetros de Bagdad, está en el valle del Éufrates.

Según Sabah al Noman, 80 combatientes del EI murieron en la operación y fueron detenidos 56 yihadistas, que se habían afeitado para camuflarse entre la población.

El EI conquistó en 2014 varios territorios en Irak, varios de ellos en la provincia de Anbar, pero desde mediados del año su avance fue frenado y el grupo mantiene una estrategia defensiva.

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *