Grupo Herencia lleva a China el ritmo afrovenezolano

292

El grupo musical, cultural y educativo Herencia ofreció hoy un concierto en la Biblioteca Nacional de China, en Pekín, donde exhibió ante el público oriental el frenético ritmo de los tambores afrovenezolanos, con un recital en el que no faltaron los cantos y bailes más atávicos del Caribe de Venezuela.

En el día en que se conmemora el tercer aniversario del fallecimiento del presidente Hugo Chávez (1999-2013), este grupo, fundado precisamente en el primer año de su mandato, quiso homenajear a su figura y congregó a buena parte de la comunidad venezolana que reside en Pekín.

Apoyado solo por instrumentos de percusión tradicionales, un cuarteto vocal donde José Urbina hizo temblar las paredes con el poder de su voz y un quinteto de bailarines poseídos por los espíritus africanos, el maestro percusionista Manuel Moreno mostró a los espectadores las músicas llegadas de África y que acabaron bailándose en estados como Miranda, Carabobo, Bolívar o Aragua.

El grupo, que también desarrolla una importante labor de investigación musical y ayuda al desarrollo psicológico y emocional de niños con discapacidades en las barriadas humildes de Caracas, desplegó los ritmos experimentales que Moreno ha desarrollado en 35 años de carrera, desde la patarrumba al funkata, el ocumarengue o el tambolero.

El embajador venezolano en China, Iván Zerpa, destacó antes del concierto que el fallecido presidente Chávez tuvo muy claro “el papel que desempeñaría China en el equilibrio internacional”, como demostró con los seis viajes que efectuó al gigante asiático y con el inicio de unas relaciones económicas, comerciales y financieras que han hecho de China uno de los principales socios de Venezuela.

Ahora el país chino, añadió el embajador, “apoya el desarrollo de la Agenda Económica Bolivariana, cuyo objetivo es acabar con la economía rentista y avanzar en la consolidación de una economía productiva”.

EFE