El Curriculum y el Desarrollo Curricular

233
Freddy Enrique Abreu Pérez

                                               

  Universidad Nacional Experimental de los Llanos Centrales- Rómulo Gallegos                                                                       

                                                                                          Freddy Enrique Abreu Pérez

 

Los  grandes avances en el universo están encaminados por la fundamentación de conocimientos. A través del tiempo ha existido amplias demandas de teorías que sustentan la elaboración  de la propuesta curricular, no obstante, lo primordial en todo  esto es su consistencia teórica, coherencia lógica  y la pertinencia social, a su vez, sin olvidar, sin subestimar el aspecto interno  representado por lo metodológico y lo teórico.

Cabe destacar que  el investigador Habermas  le da vital importancia al currículum desde el punto de vista del saber, sin olvidar los cuestionamientos de la teoría cuántica   y a la división social del trabajo intelectual respecto a la mental. En el desarrollo curricular debe estar presente la emancipación del currículum en la relación reciproca entre la reflexión y la acción; este aspecto comprende, interpreta al sujeto social y la problemática  en la que está envuelto, en este caso,  el contexto se plantea entre el interés practico y  el interés emancipador, luego, se produce el interés técnico, instrumental, propio de la razón dominante.

El desarrollo curricular tiene su pertinencia social porque impregna la manera de producir el conocimiento. En la producción  de la formación habitual, o mejor dicho,  bajo la premisa de aprender – aprender, es decir, un metaaprendizaje, también, aprender, haciendo,  entonces, el desarrollo curricular articula, asimismo estructura las  bases de una sociedad.

Un aspecto fundamental del desarrollo curricular es construir el modo de adecuaciones tecnológicas  para que la ciencia y la tecnología se utilicen con pertinencia social y, una vez ocurra, la articulen en los ciclos  de los programas formativos, a partir de los cursos y talleres puntuales, tales como el desarrollo cognitivo de los participantes,  la vocación productiva en el servicio comunitario,  aportes en los cambios del desarrollo social, por lo tanto,  es  factible que dentro del desarrollo curricular está la formación de ese ser humano ejemplar, de bien , critico, creativo que, a pesar de ser inmensamente complejo, le corresponde apostar a la formación de competencias adecuadas a la realidad local, regional, internacional y planetaria. Siendo así, el abordaje de este enfoque relacionado con los escenarios mencionados  abre un abanico de oportunidades para alcanzar conocimientos virtuosos que fortalecerán la conciencia del ser humano, además, la conforma un paradigma de habilidades en función de aportar las respuestas  a la realidad existente en su entorno, y más allá, dentro de este planeta.  En el desarrollo curricular se pone en práctica lo sociológico, lo ontológico, lo metodológico, lo filosófico, por lo tanto, se suma a la formación integral del profesional, tener un educador transdisciplinario  para que se produzcan los grandes cambios  sociales.