Beso negro: Qué es, cómo hacerlo

Una de las técnicas sexuales más placenteras para los hombres es el beso negro, esta práctica consiste en la realización de sexo oral que tiene como objeto el ano. Actualmente, ha perdido mucha fama y no es algo usual entre jóvenes aunque si es algo que puede animar y mucho la vida sexual de una pareja. Si quieres saber cómo hacerlo sigue nuestras recomendaciones y el resultado será espectacular. No te pierdas el artículo.

El beso más íntimo
El beso negro puede ser una práctica bastante desconocida para algunas personas por lo que a continuación nos disponemos a despejar todas tus dudas contándote qué es, cómo hacerlo y que recomendaciones debes tener en cuenta para disfrutarlo de la forma más satisfactoria posible:

Qué es

Es una práctica sexual muy antigua y placentera, que generalmente suele agradar más a los hombres pero no tiene un género definido. Consiste literalmente en la estimulación del ano y alrededores con la lengua. El placer, es obtenido a través de la estimulación de las paredes del esfínter anal donde se encuentra la inmensa mayoría de terminaciones nerviosas con correspondencia erógena que existen en la zona y que son capaces de producir un gran placer si su estimulación se realiza de la forma adecuada.

En el caso de los hombres, estas terminaciones conectan con la próstata la cual puede incluso más allá del placer llevar a la eyaculación y es una de las mejores técnicas para sorprender a tu chico. En el caso de las mujeres, aunque no es tan intenso, también existen conexiones nerviosas que unen esta parte con la cara posterior interna del clítorissiendo muy placentero y además, es el mejor preámbulo si quieres disfrutar de sexo anal y eres una novata en el tema.

Cómo hacerlo

Lo más importante para realizar un buen beso negro lógicamente es la higiene. Asegúrate de que tanto tú como tu pareja os encontráis en un estado de limpieza extrema (hay que tener en cuenta que no sólo debe centrarse la higiene en el ano, sino también en la boca ya que existe la posibilidad de que la flora bacteriana de la lengua infecte el esfínter por ser una zona muy sensible a las bacterias de la boca) Una vez limpios, se debe visualizar bien la zona apartando las nalgas y en una posición que resulte cómoda para el chico o chica que va a recibir el beso (generalmente con las piernas hacia arriba) y una vez despejada la zona, intercalar besos y lamidos por todo el esfínter de forma enérgica y sin interrumpir. Una vez relajado el ano, la posibilidad de intercalar también penetraciones con el dedo puede resultar más que satisfactoria.

Recomendaciones

Si se convierte en una práctica usual, la depilación de la zona puede ser algo bastante útil, por otra parte es una práctica muy saludable que en ningún caso debe ser un tabú ya que, con la higiene correcta, no es ni en mayor ni menor medida más peligrosa para la salud que cualquier otra práctica sexual. Es importante por último, tener mucho cuidado con hemorroides o fístulas ya que el menor movimiento con el dedo o una lubricación insuficiente puede provocar un gran daño.

Independientemente de la realización de esta u otras de las prácticas para mejorar la sexualidad de la pareja por primera vez, lo más importante es tener la mente abierta para poder realizarlas generando así una conexión especial entre tu pareja y tú difícil de superar. No existe nada de malo en innovar y cruzar líneas sexuales siempre que este cruce sea de interés mutuo y vaya acompañado de la seguridad y el respeto que debe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *